LO ÚLTIMO

Lo Último

martes, 30 de septiembre de 2014

LÌBERA LITERATUM (LA BATALLA DE ALFABETIZACIÓN)





LÌBERA LITERATUM (LA BATALLA DE ALFABETIZACIÓN)


Esos, los "otros"  se desplazan por su jungla, en la dureza opaca de mundos mecanizados.

La dinámica de poner en relieve frases famosas en formal disciplina de mentecatos, el juramento de los autoproclamados "virtuosos" es una cuestión que no contrasta con la escena de mundo.

La sociedad sin elogios, sea tal vez una protesta, para entrar a la realidad.
Apretar tornillos de vanidad, orgullo, autosuficiencia, contener y moderar las causas, transparentar lo formal sin luces de neón, porque no estamos en Broadway y los destinos de unos, no se sustentan en el ocio de otros.

La palabra y capacidad de construir, más allá del alcance del "saca-cuentas"  hacen al creativo mantener un nivel elevado.
No la fatiga que provoca el mechoneo de espíritus que se visten de rebeldes y no proporcionan ningún ideal, porque sólo reflejan su abstinencia total de musa o capacidad de desarrollar  temas de interés.

Hablar de lo sensual-erótico e incluso lèsbico, no determina ninguna línea piramidal.
Ese "Yo" tristemente gótico, que monta y desmonta en cuerpos estáticos, donde la energía, es una estación de paso y no se precisa asistir a charlas Dadaìstas para capturar la versión personal.

Respeto a los que "piensan" diferente, sin embargo no resulta fácil escalar edificios herméticos a quien no merece y palpita de modo exagerado.
El tema principal es la luz que reproducen, así como un amarillo no pasa por violeta y la tela de uno no alcanza el grado de luminosidad del otro.

Es indispensable para la vida, abrigar los propios rayos en el umbral de obra propia.
Jugar a manipular el himno del sol ajeno, es una declaración poco inteligente.

Rossana Arellano
© OJO CON LA CRÌTICA

lunes, 29 de septiembre de 2014

CRÍTICA LITERARIA - OBRA : ROJO Y NEGRO - STENDHAL - FRANCIA








CRÍTICA LITERARIA Le Rouge et le Noir - ROJO Y NEGRO

OBRA                ROJO Y NEGRO
AUTOR              STENDHAL
EDITORIAL       ORIGEN S.A -EDICIONES ORBIS S.A.
PÁGINAS          571


 Stendhal  y "Le Rouge et le Noir" novela publicada en el año 1830.
La trama ocurre en la Francia del siglo XIX

-Ambición, instinto de supervivencia, intento por romper la marca agarrotada de la pobreza.

El run-run que no afloja en constante  juego psicológico.

Julián Sorel, hijo de un carpintero, es el personaje principal, se trata de un hombre joven  de origen modesto  y su hazaña por ascender  en lo económico-social.

Stendhal no oculta ninguna intención descriptiva de la ciudad en donde se desarrolla esta legendaria novela, la situación política y social que ocurre en Francia, forman parte de la construcción de la historia y se encarga justamente de mostrar el pensamiento de su protagonista.

Julian  posee la cualidad extraordinaria de memorizar  y salmodiar secciones  extensas de la Biblia y otros libros, facultad que le será de utilidad, en su labor como preceptor de los hijos del alcalde de la pequeña y bonita ciudad de  Verrières, resguardada del lado Norte por una alta montaña, cuyas cimas se cubren de nieve en primavera y un torrente atraviesa la ciudad, desembocando  en el río Doubs, lo que da movimiento al gran número de serrerías.

La obra de Stendhal, “Rojo y negro” testimonia claramente lo que se vive socialmente en la época, es así como  con inteligencia se tejen los componentes, ligando  lo religioso con un personaje cuya primera opción  de vida, era el sacerdocio. La cuita de un amor imposible.

Lo mental por fuera de la asignación del personaje que aparece y choca  con el dialogo del prohibido  y la moral, que delinea impresiones entre conquistas y amoríos.
Julián Sorel, en su precaria condición  de personaje de Stendhal, añora y se traslada  a la Francia pre Napoleónica, no funda preferencias,  toda vez que  las dos versiones, pre y post Napoleón en el retrato de lo social-político, continúan su destino asignado sin cambios de envergadura.

De acuerdo a variadas enumeraciones en cuanto al juego de valores y el actuar de la sociedad, el sin mayor análisis de la diferencia de clases sociales. El manifiesto a procurarse y rendir pleitesía a quien posee y ostenta un mayor rango se despliega en evidencia cuando el rey visita el pueblo.
Comportamientos y características humanas  en disputa, quedan  como en retrato donde los matices de las actitudes se proyectan.

El recurso de la razón, no se funda, sino que transita entre enajenaciones, dando un sentido especial a la obra, donde los factores anímicos gravitan condicionados por la asimilación y el sentir-actuar  individual del personaje.
Observamos a  Julian, Matilde, el señor y la señora Rènal , el señor Valenod, en detalle, sobre la narrativa e imaginación de Stendhal que se expresa y aprovecha los planos valorativos de la época. Se plantean temas y el enfoque de apreciación pasa por la visión del lector,

CITO: Pág., 565

“El alma de Julian,  lastimada sin cesar por lo que oye decir en aquella casa monárquica està siempre irritada y colérica. Tampoco quiere a la señora de Rènal.
Una noche de verano en que pasaban la velada debajo de un frondoso castaño, en el jardín, muy cerca de la casa, la señora de Rènal roza por casualidad la mano de Julian y retira la suya inmediatamente. Con el alma irritada y colérica, Julian cree ver en ese ademán una señal de desprecio. Tengo que coger esas mano _Se dice_ Y además tengo que conseguir que me la dejen. Una vez dicho esto, Julian empieza a temblar, ya que en fin sólo tiene diecinueve años y nunca ha tenido entre las suyas una mano de mujer joven. No obstante su alma es fuerte, el sentimiento del deber es en él, todopoderoso.”…
Se apodera de la mano blanca y llenita de la señora Rènal, una mano que le retiran apenas, y que por fin le abandonan.

- Ella a la mañana siguiente con horror se da cuenta que se ha enamorado de Julian  y lo trata de mal modo, cuestión que nuestro personaje interpreta como desprecio por ser hijo de un carpintero. El orgullo y altivez de Julian, le impiden enamorarse al principio.

La coherencia de la narrativa, el plantear temas y situaciones  con desenlace diverso donde la moral. el carácter, las personalidades, los planteos reales o ideales, invitan a reflexionar.

El enfoque sensible en lo humano y la manera directa de expresar el mundo real,  de Stendhal, hacen de Rojo y Negro una obra que trasciende y se proyecta a través de  la propia historia.
La conciencia  y el criterio personal se desliza en el lenguaje  y se  asimilan en lo unitario, “lector-enfoque”
El mundo espiritual, propio, musita, entre suelo y cielo, estimulado por la lectura y desarrollo de recursos de expresión  donde se produce un nexo de razón-adquisición/búsqueda-aprendizaje.

Julian Sorel, en su personalidad-fantasía, pierde la conciencia del criterio, dentro de su actividad personal y vivencias, se forja las puertas de la vida.
Se descubre en una época  en donde el estímulo de sus capacidades, debe ir arrimado al sistema eclesiástico, que es el único pilar a través del cual, la tolerancia de clase social  le permitirá relacionarse de cierto modo.
Es así como vemos durante el desarrollo de la novela la cercanía del personaje, a diversos representantes de la iglesia, como lo es desde un comienzo su guía de la infancia, el párroco Chèlan, quien enseña Latín por caridad al joven Sorel, viendo que era de naturaleza no apta para el oficio de carpintero.  Más adelante el Abate Pinard y sus consejos de cómo debe comportarse y actuar, para lograr sus aspiraciones.

Se plantea una evidente crítica a la iglesia y la supuesta “vocación espiritual” de sus miembros. La religiosidad pasa a ser un mero trampolín para el ascenso en lo social, económico, político.

¿Dónde nacen las luchas de poder? ¿Cual es el derecho civil, que rompe con el poder espiritual?

No es acaso el hombre  un ser diluido, que empeña sus alas, sorteando la vida…
Como en un teatro del  ¿Qué dejamos?  Se resuelve la clave.
Todo lo que relata Stenhal en su novela, son hechos reales que ocurrieron en Francia.

El amor no es un paréntesis sino el aflorar de las horas que influyen en el o los puntos de salida.
Se forjan los espíritus y se preparan para la vida, Stendhal  se  fusiona a su personaje  principal en su calidad  y condición de ser humano, con un arquetipo valiente, planteando y fundamentando sus enfrentamientos, logrando un brillo tentador en su logro creativo.

Novela descriptiva que no engendra instantes de monotonía.
Definitivamente debe ser leída.

Rossana Arellano
Escritora-Poeta

jueves, 25 de septiembre de 2014

MUCHA PIEDRA, PARA TAN POCA CANTERA "LA POESÌA"





MUCHA PIEDRA PARA TAN POCA CANTERA


-Andan las piedras golpeando puertas, algunas con un hilo de garantía y proceso de trabajo o sudoración, el vil sudado que le llaman, los que registran el nombre solamente.

Hay síntoma evidente de colgados en la desintegración del verbo.

La materialización de apéndices sociales, por la ramera política y politicastros que a la mitad del día asoman, de Oriente y Occidente, antes que cante el gallo del Norte con su eterna parafernalia de los clásicos.

-Abundan los que asisten al raspado de matriz de las letras

¿Y el Sur, que significa? Realización acaso, por el mercadeo del "golpe" y otras inmortalidades.

Hace rato que se le restó autoridad a los ritos y ceremonias carentes de sentido, en completa disonancia de mentes, donde no es ningún secreto que se vende hasta los más insípido.
Total ya no hay corrientes antagónicas y el camino del Sur, no se discute, por simbólico.


LA POESÍA

La poesía es un prejuicio
una incoherencia
una falta de fundamentos
una superficialidad
un sin proceso evolutivo
una mierda de presencia política afincada
un esoterismo de los coscachos en viejos cachondos al viagra
una religión de viejas carentes de biblia perimetral

La poesía es una mierda de menos tres grados de pisco de puta
o de jetón sin luces, que babea con la "Sagrada familia" salida del closet
de quien sabe que existencia simbólica.

La poesía es un trabajo grupal, donde los que ya dejaron el molde ni se enteran
de las "venerables logias poéticas"  que se han venido afanando el vocablo por décadas.

La poesía es una deficiente mental, que no tiene columna de realidad y dispone sus "senos existenciales" sobre mesas y cuartuchos de mala muerte, donde sólo hay pretensión  de recuperar el sino verdadero y nada de letras.

APATÍA

Abajo los muros
abajo las vallas
abajo las barreras y radares...

Prescinde de ellos
evita sus desviaciones
no cedas tu herencia
evoluciona en la distorsión,
rescata tu cantera de este mundo.


Rossana Hasson Arellano
© Ojo con la Crítica




martes, 16 de septiembre de 2014

CARTA A UN HIPÓCRITA





CARTA A UN HIPÓCRITA

Estimado hipócrita, me siento extraña al leer lo que opinas de mí  y quisiera  entender plenamente el significado de lo que lleva tu alma tan oscura.

Por un lado quitaría esa actitud extremadamente inhumana de la postura que deja tu hipocresía.

Sé muy bien que los seres humanos caminamos rutas de contradicción y paradoja
No obstante así  la espiritualidad pareciera dividir el alma, como si en usted existieran dos personalidades desde el interior; lamentablemente su alma es más terrenal que divina y no lo culpo, no.

Sólo le invito a desincronizar su tiempo al mío, de tal modo que mañana Ud., no se sienta tan deprimido con su hipocresía a cuestas. Tal vez,  la solución está en llegar a comprender  que  todos fuimos creados por un Dios, que nos dotó de múltiples valores, los que evidentemente UD., no ve, ni mucho menos cultiva.

La misión del hombre es individual, de modo que continúe luchando por vislumbrar la suya.

Usted y yo  no somos perfectos,  sin embargo por mi parte  trabajo a diario  y me preparo con la ayuda de Dios  para ser mejor persona. Eventualmente y si deja ese gran vicio de la hipocresía, pudiera Ud., también llegar a estar preparado  para una nueva etapa.

Señor hipócrita  no satisfaga sus afanes conmigo, sostenga su corazón enfermo y malicioso y ventile hacia la purificación.

Le deseo lo mejor, por favor no insista en buscar mi huella.
Gracias
Rossana Arellano
Sept. 16-2014

jueves, 11 de septiembre de 2014

"ENTENDIENDO LA COMUNICACIÒN PARA CRECER COMO HERMANOS” - AUTOR - LALY DE GARCÌA - CONCEPCIÒN - CHILE





Hoy, me toma la mano Laly de García, con varios textos bíblicos  y hablamos de religión, Èl, ella y yo,
dejo mi apreciaciòn, con el mayor de los respetos.

Cito por ej.

"ENTENDIENDO LA COMUNICACIÒN PARA CRECER COMO HERMANOS”

Título N* 9
Colección Creciendo para su gloria
72 páginas
Ediciones La Silla – Concepción – Chile
Dice, Laly de García, en la pág. 3 y 4 de la introducción:

“La comunicación verbal, gestual, escrita, si tiene el sello de Cristo, es decir de sus enseñanzas, contribuye a relaciones cimentadas en principios que nos permitirán formar excelentes relaciones familiares, fraternas, amistosas, sanadoras. Cuidando siempre perdonar, dejando la crítica, los comentarios, las hipocresías... "

De la Biblia, Cito:
JOB - 6, 7 – 23
Libradme de la mano del opresor, y redimidme del poder de los violentos?
Enseñadme y yo callaré; hacedme entender en qué he errado
¡Cuán eficaces son las palabras rectas! Pero ¿qué reprende la censura vuestra?
¿Pensáis censurar palabras?  Y los discursos de un desesperado, que son como el viento?

- La búsqueda  de la igualdad, en  base a la bondad y el amor puro, lograr transformarlo todo con un incremento de paz y santidad a plenitud.
- Mientras meditamos sobre la creación misma, recibimos mensajes que se sustentan en el amor lo que nos hace capturar los caminos como seres humanos dotados del libre albedrío.
- Elegir el camino es nuestra propia opción, luego, al recorrerlo no debemos olvidar la (s) razón (es) que nos condujeron  hasta allí y cumplir con nuestra misión. Si nos equivocamos, tampoco debemos culpar a nadie de nuestro propio error. Que no es tal, toda vez que  nosotros mismos elegimos vivir esas experiencias, que son el modo de alcanzar crecimiento espiritual.
Si pensamos en positivo, obtenemos las respuestas, el pensamiento hacia lo que es correcto, produce elevación. Realizar buenas obras, produce alegría y fructifica en bondad que contagia.
El ser humano no retrocede en sus actos a la mañana siguiente, lo que ha sido realizado, es de su responsabilidad y no debe obviar que somos co-creadores del universo junto a Dios.
Lo que hagamos  conlleva una carga que al desplegarse, abarcará diversas esferas, si aceptamos el reto de la vida, debemos ser capaces de actuar con rectitud, donde el pensamiento avance en armonía con el sentimiento.
¿Por qué razón estamos aquí?
¿Cuál es el lugar donde queremos estar?
Recibimos alegría y tristeza, ¿Qué semilla quieres  plantar? Para tus años

Yo no justifico el temor de los hombres, ni su pertenencia a un bando u otro; mismos ciudadanos que asisten en tropel a la misa de domingo.
No hay necesidad de jugar a ser estúpidos, tampoco de marcar muros con pensamientos hipócritas y el diezmo que lucha por ser arrancado  de sus manos.

No escribo para amigos, ni enemigos, ni me amparo en bastiones en ruinas, mucho menos  reúno saliva en la supremacía del peligro. Hablar de “Religión” es un tema complicado de tratar, no  por entendimiento de afectos, sino más bien  por una cuestión de comprensión y denominaciones, etc… que no desboquen y saquen de adecuado equilibrio.

Considero que la palabra escrita en el libro de los libros, es un soldado que se ofrenda al mundo, aunque demonios indignos, filtren sus creencias fiadoras de lo perpetuo, entre un destino de fuego y  otro de brazas y ceniza.

Quiero que mis ojos mencionen la oración de todo lo que han visto y  amado, lo  que en súplica sube y baja por mis venas, manteniéndome viva y aterrizada. No se vive la gloria si no se padece lo necesario.

CITO: Página 23 – La Santa Biblia
“Mateo 12, 33-37  Si el árbol es bueno, dará buen fruto; si el árbol es malo, dará mal fruto; pues el árbol se conoce por su fruto.
¡Raza de víboras! ¿Cómo pueden decir cosas buenas, si ustedes mismos  son malos?
De lo que abunda en el corazón, habla la boca. El hombre bueno dice cosas buenas, porque el bien, está en él.”  … del mismo modo ocurre a la inversa.

Llevo una procesión de paz y verdadera fe, que se prolonga en auxilio del olvido, donde no entran pensamientos de sumisión  a falsos profetas o hábiles ángeles caídos.
Soy en definitiva, la hija del derecho, servidora de todos los tiempos al Dios único.
La tierra se ha convertido en un cortejo de seres indecentes que envuelven los paisajes y parajes de las mentes débiles.

Cito, de lo que me acompaña a diario en esta herencia de vida, donde mis ojos observan y es el espíritu que se eleva dando gracias.

SALMOS 15 – 17 – La Santa Biblia
Plegaria  pidiendo protección… oración de David
.. Escucha mi oración hecha de labios sin engaño. De tu presencia proceda mi vindicación; vean tus ojos la rectitud.
Tú has probado mi corazón, me has visitado de noche; me has puesto a prueba, y nada inicuo hallaste; he resuelto que mi boca no haga transgresión.
En cuanto a las obras humanas, por la palabra de tus labios. Yo me he guardado de las sendas de los violentos.
Sustenta mis pasos en tus caminos, para que mis pies no resbalen.”

- Escribo a la semejanza del vientre de mi madre y se libra el alma con satisfacción, porque es premio y fortaleza quedar salvo, lejos de los lazos que tienden enemigos, mientras los brazos ancestrales te rodean.

Laly de García, asoma en el momento correcto, en la senda de la palabra, que guarda y levanta, cuando el mundo lanza sus relámpagos y aparecen insondables abismos.

Leer las sagradas escrituras,  tal parece, cada vez provoca más rechazo, o sea  también  ¿temor?
¿A qué le temen entonces, todos aquellos que la rechazan con tanta fuerza?
A la verdad que desciende y los empapa?
Al disgusto de saber que sus pies caminan otra senda?
Al desapego que los hace no saber cantar, porque se les ha inclinado el oído?


No escondo el rostro para asegurar que en mi vida y desde siempre, el libro de los libros es el más importante.
No necesito gemir mis dolencias, ni quebrar los huesos de culpas ajenas, cada quien ha de saber si quiere habitar en el verdor o la sequedad.

No pretendo corregir la vida de nadie, ni cambiar lamentos  transformada en una suerte de guía para la salvación del espíritu.

Cada quien sabrá cómo quiere envejecer, porque la vida se gasta, no es secreto.

-Escribir libros que hablan de la palabra, es haber elegido el camino grande, al amparo de Dios.
Agradezco a Editorial La Silla,  el envío de todos estos libros  que ayudan con lenguaje claro, la encomienda de la luz.

Especialmente hoy, que andar con la Biblia bajo el brazo , pareciera ser un atentado o simplemente te tilden de Canuto, pechoño, loco o quizás qué,  al menos existe la posibilidad de los textos de Laly de García, que hablan de la Sanidad interior,  la conciencia, importancia de la oración, etc.
Con una visión no quebrada, ni de palabras fraudulentas, como lo hace todo aquel  que camina el sendero de lo justo.

Rossana Arellano
Escritora-Poeta
Sept. 11- 2014

martes, 9 de septiembre de 2014

LETRAS, LITERATAS Y LETRILLAS PARA LETRINAS U OTROS



LETRAS, LITERATAS Y LETRILLAS PARA LETRINAS U OTROS

Rara vez bajan los Dioses,  y si lo hacen  no permanecen mucho tiempo por estas tierras de irrealidades donde hasta el nombre del país ha perdido su melodía.

No hay palabra que tiente  ni por el dulzor  ni por una "venta de alma" que nadie descubre ni mucho menos conquista.
No hay campanitas que tintinen en los cerebros en el "Imperio de las letras" y si las hay  deben andar de escaramuza o gobernando quien sabe que colonia o empresa de envío por encargo.

La verdad no hay oficio fresco, si, mucho indio que carga su fardo  en hamacas de obstáculos  francamente agotadoras.

Expediciones burdas de pseudo letrados, amiguitos de extraños triunfos   que apenas demuestran un poco de fuerza  ofrecida en súbita ascensión al "Olimpo de la Literatura" ¡Universal?

Disfruto? SI
Rasgo el cenit de la gloria  que puede iluminar horizontes   como muelle y ancla de ejércitos de "Iluminatis del verbo"
Hombres y mujeres  conquistadores del origen del ABC    que con ciertos aires de rebeldía colocan casi que en delito   sus experimentadas "Joyas Literarias"
Arman puentes y charlas    ofreciendo a placer el orden de la tierra del oro del vocablo.

En consigna de "virtuosismo" sin la mínima cuota de responsabilidad   reclaman y conquistan el Mare Magnum de los espacios, lógicamente en justicia del Bla bla bla, que proporciona la hazaña política, ese vestir triunfal del color que todo lo puede.

El punto es     ¡Logran ocultar su odio?

Se establecen   donde llega la noticia y reducen al mundo en su pequeño pedestal de arena.

Sucumben a la inmortalidad que astutamente flota en la cuántica de la ocasión, atraviesan como si nada la honra del éxito   que no se quién ni cuando  les haya otorgado  una militancia de conquistas que desencadena en escuálidos pseudo-bergantines que lanzan a diestra y siniestra a la mar de la desmemoria.

Existe, debo reconocer una dotación temeraria   coronando sus hazañas de inmortalidad.
Noticias que inquietan y atentan delatando egoísmo y ambición.


Marchas de acompañantes   dispuestos a darles la bienvenida, arrojándose con audacia y en retribución a ese privilegio del simultáneo de amistades virtuales.

Así   a modo de Sultanes del verbo  comulgan la palabra  con una crueldad capaz de apartar la propia sangre.

He pasado días y noches en reserva   como amante silenciosa del arte y leyendo lo antiguo, es que se vierte un cálido dominio   en el púrpura que libera y purifica en el recato.

Resisto   cual soldado y acato con solemnidad esta bella conciliación con la palabra fiadora de armonía.

No tardan los hijos del diablo, aquellos monstruos carroñeros con su artillerìa de silabario en duelo.
Tenaz   introduzco en la brecha del castigo literario   mi humana voluntad,  este respeto de boca de imposibles, arranco los demonios de metáforas calientes   de izquierda y de derecha   por fuera de sus comitivas de sirvientes.

Avanzo parapetada en el orden de la verdad que siempre flota   poderosa y purpúrea, sin amarre de hipócritas   impulsada y ausente de parásitos fanáticos  de fácil griterío.

Allá voy   como feliz tripulante, avanzando la nave de mis anhelos, lejos  muy lejos del enjambre de lanchas y lanchones perdidos en horribles espectáculos.

Rossana Arellano
 © OJO CON LA CRÍTICA