LO ÚLTIMO

Lo Último

lunes, 14 de agosto de 2017

LA RUTA DE LA IGUANA








La ruta de la Iguana



En el año 2015, por el mes de Abril, estuve visitando Iquitos y una que otra aldea, como la de los Bora Bora , entonces recordé las oscuras Iguanas retozando sobre rocas en las Galápagos o en cualquier parte a plena luz del día o de la noche, en procesión y escala de procreación.

No hace mucho, recordaba también, aquel poema de lagartos que lloran, por haber perdido su anillo de desposados...¿Quién sabe en qué o cual circunstancia se habrán perdido? ¿Llevarían realmente,"delantalitos blancos" ? como cantara/contara el propio García Lorca. 
Quisiera creer que si. Incluso me atrevo a sollozar por la pérdida de un "amigo" que mintió en gran medida y descaradamente, que de tanto llorar, ha ido a parar al desagüe, junto al conjunto de los ya desenmascarados. Quisiera decir que he andado con los ojos empañados y estaría faltando a la verdad, lo cierto es que mis ojos, llevan otra clase de agua y manantial. La sangre se ha empapado de la sangre y no hay preguntas que no obtuvieran su respuesta, es así como me encuentro, mirando hacia el cielo, con una sonrisa recuperada. Sin quererlo, tal vez, este gracioso encanto que provocan en mi las iguanas, ha bañado con precisa claridad y dignidad de origen, que ni siquiera  existe bruma  suficiente para opacar.  
¿Cómo se porta el hombre? Parece un ser extraño. Acude cuando nadie le llama, presenta su pasaporte falso, se apunta en toda dirección a convenir o contrata, como vendedor de chorizo, que va de abuelo a bisabuelo y nieto a biznieto. 
_
¿Y quién crea discordia entre allegados?

¿Acaso no ha sido siempre, uno que no es ajeno?

Las iguanas coinciden en la ruta (otra/s) toda vez, que no ha de cesar el mal en las ciudades y al decir de lo justo o de lo injusto, de lo bueno y lo malo, se revisa el camino. Entonces te das cuenta de tu propia existencia y lo que ignoras es el camino que falta, sin ser cuestión paradójica.

**¡Ay, su anillito de plomo, 
ay, su anillito plomado! 

Un cielo grande y sin gente 
monta en su globo a los pájaros"


_Parece que si dejamos de hablar de algunas cosas, acude el olvido, con cierta ventaja y así, cualquier cuestión que dejemos de pensar, no atacará el razonamiento.
Alguien escribe como aficionado y le nombran "Filosofo" ¿Tú, entiendes eso? mi padre era filosofo y me repugna cuando alguna intenta explicar sin tener sabiduría.
Observo que ha aumentado mi tiempo, lo que pudiera resultar una ventaja, para el crecimiento de la nueva semilla.


Rossana Hasson Arellano
©LA RUTA DE LA IGUANA


martes, 25 de julio de 2017

LOS SALONES DEL COSMOS - PATRICIA TÉLLEZ - CHILE






LOS SALONES DEL COSMOS - PATRICIA TÉLLEZ

EDITORIAL ARTTEGRAMA - Pag. 90

***

_De ningún modo hablaré de milagros y dar un lugar que no corresponde, prefiero aprovechar la oportunidad de no alterar nada, aunque como público-lector, se produce un hecho en lo profundo, que pudiera interpretarse como hipnótico.
LOS SALONES DEL COSMOS, desde ya este nombre en un libro, produce cierto magnetismo, que invita a indagar, ese verse a si mismo. ¡¿Cuál es la condición de la propia existencia? Un llamado especial de inmensa importancia.
Conocida es ya mi amistad con Patricia Téllez y la experiencia de leer, me sujeta a su propio temperamento, debo decir , que mi voluntad no se somete, sino más bien aprende o re_aprende, en afán de captura.
¿Qué es este llamado que penetra el origen? ¿A que se ha de atribuir este temblor de lengua al ir pasando las páginas?
Tanta riqueza de mundo interior que se vierte, mientras los labios parecieran quedar rígidos, a ese respeto que la palabra consigue, al describir, otros mundos y el que habitamos, proporcionando un lazo que no se pretende soltar, sino más bien asirse  con fuerza a ese hilo mágico, celestial, onírico, terrenal, donde el amor del observante, desciende a la pupila en sentimiento único, que sobrecoge lo más humano.
Hacía mucho tiempo que no hallaba la verdad, envuelta en meditaciones y no es adivinanza, bien sabemos. "La gente no quiere ver"
Patricia Téllez, en su libro "Los salones del cosmos" nos invita a abrir una suerte de botella arrojada al mar, donde la palabra transcurre por el tiempo y los tiempos, en un diseño particular, con el aparejo incluso de una línea antigua, de lo remoto que va en la propia memoria y ella permea,con una habilidad preciosa y mística. 

Son tantas las voces que transcurren, esta autora no deja nada a destiempo, sus versos semejan tripulantes cósmicos, argonautas que nos hacen brillar los ojos de humedad.
He visto, pasado y futuro, he transitado siglos y he concebido la palabra a otra velocidad, una que sabe de oleajes embravecidos y breves y atiende la dirección del agua y transmite su realidad, clara y nítida, en el círculo sagrado del amor universal.
La voz que sabe donde es que queda la isla de la muerte y canta a la ancianidad, sin detallar remolinos oscuros, ni otorgarles magnificencia.

_Algunas veces nos inclinamos ante la propia arruga, por vanidad, nos agobiamos al paso del tiempo y dejamos de entender el motivo de la vida.
Rica en el plano espiritual, Patricia Téllez, nos ayuda a completar la oportunidad de ser, ese aclararnos un poco, donde queda nuestro babor y alcanzar otras alturas.
Agradezco este regalo "Los Salones del cosmos" a cielo despejado, tan despejado y luminoso, que invita a soltar amarras y levantar la mano, para decir : Aquí estoy y escucho!!


Rossana Hasson Arellano
©OJO CON LA CRÍTICA
Stgo. 25-07-2017

lunes, 10 de julio de 2017

TANGO ( a Neruda Pablo )





TANGO ( a Neruda Pablo)



De los años, confieso, he vivido**
con mi oración por sobre las cabezas,
en rima pasional y otras destrezas,
aunque lo consideren prohibido.


Yo danzo y en la entrega, no concibo,
trocar intimidad por sutilezas,
dolor fatal que ahoga con tristezas,
hasta perder el sueño preferido.


Al tango que libera el sentimiento,
y ampara la razón, sin restar forma,
le brindo, vida, amor y pensamiento.


Ahora que es la edad, la que transforma,
dos ecos indiscretos, descontento,
rescato mi sonrisa y rompo norma.
.



Rossana Hasson Arellano
©Ejercicios Poéticos

PASIÓN Y MUERTE DE UN CUENTA CACAREOS











Rossana Hasson Arellano


"No te enseñaré a preparar un buen dulce de membrillo o alcayota, prefiero andar alucinando con aquel caballero de la figura triste o acogerme a un recurso de amparo, para no continuar viendo tus ojos, con ese tinte amarillento, que no va a turno de relevo y andan las córneas como almas gemelas, hurgando hacia adentro"
Ven y charlemos en el bar de la esquina, desde allí, podemos observar el gallinero.
Cuidado, no es época de oficios divinos y andan numerosos gallitos con tal desazón , que por nada del mundo se han de desplegar labios, solicitando cupo en la danza frente a cualquier catedral.

Hay que matar a la gallina de los huevos de "otro"

CACAREOS

Tu cacareo 
es un canto subsidiado,
ese pequeño acólito
que sueña oficiar.

Todavía no he oído
tu cancioncita.


Tendrás que morir por completo, para luego, volver a señalar el cementerio, o conducir de vuelta una que otra distracción, de las de antes del ayuno. De todos modos a pesar del occiso, evolucionarás  pensando en tu propia muerte.
Amar es una cruz que se recoge como bendición que cruza al lado oscuro.
En raras ocasiones aquel que ama lo manifiesta en voz alta y es como vestir siempre de clandestinidad.
Algunas veces, echamos el amor en un vaso con agua , pero continuamos afiebrados.



©PASIÓN Y MUERTE DE UN CUENTA CACAREOS
Santiago de Chile - La Reina - Julio 2017










domingo, 9 de julio de 2017

FUNAMBULISTAS SIN HILO... NI ALAMBRE.







FUNAMBULISTAS SIN HILO... NI ALAMBRE





_Siempre he pensado, que hay que tener atributos para el llanto, como las viejas lloronas...

No hay mucho que concentrarse, solo se requiere un toque de curiosidad intelectual y acercarse al ángulo idóneo , ese vértice real que nos muestra la Historia real.
Hay que golpear la estupidez y sus muñones de ignorancia y hacer estremecer hasta caer al suelo y destrozarse, todo mal cimiento, por muy doloroso que nos resulte, echar abajo , una que otra viga a la que casi en reto le hemos tomado cariño.
Lo inútil, suele darse maña  y dejar notas bajo la almohada, tal vez, en capítulos estremecedores,
pero más rayadas que disco en tocadiscos en mal estado, donde la única aguja que pudiera
servir para seguir girando, ni siquiera salva las nostalgias.
Es deber, apartarse de la ventana donde solo asoma o arrojan basura, porque está contruida de trampas y bajo o nulo contenido moral.
Seguir el viaje luego de quitar el pie, al patio de lo que no tiene cura y no da el cuero, para institucionalizarse con pseudo egresados de hermandades , con rótulo de " Hermanitas descalzas" que usan-abusan e incluso, crean d fundaciones, de ... disque... "Ayuda" casi que a la altura de un San Mateo.
Estos embotelladores de leyendas, llevan tradición y en nepotismo absoluto, balancean ejercicios de empatía y lentamente cambian la memoria y cuajan sús propios intereses en "proyectos-tontito"
Las súper lloronas, lloran su predicado de vida, eso sí, que desde la embajada familiar y con códigos de acuerdós que abultan de manera generacional sus cuentas corrientes.

¡Ah! Pero nada es diferente, la historia se expone de manera ininterrumpida, algunos capturan en el aire del funanbulismo, lo que NO debemos olvidar y para entender mejor , "lo que la gente detesta" quién sabe que sea por un miedo recurrente. La Verdad, que es la única capaz de cambiar al mundo. ¿Do está la verdad? , ella se encuentra en la confianza o desconfianza, en lo tenso o flojo de las interpretaciones, en aquella incógnita que supone rutina, en lo establecido que se dicta en la sangre, en el hecho de crianza y el destete y en la mucha recompensa del origen genético.
Como un antiguo guía , volvemos a la estancia de entrar solos, a la primera puerta, sin mochila , ni bulto, de los que sacan cuenta con gorros pasamontañas y un largo prontuario en su papel de antecedentes.



Rossana Hasson Arellano
© PAISAJES HUMANOS

viernes, 30 de junio de 2017

EL AMULETO



 EL AMULETO



_Se trataba de un hombre de dos caras, una jugaba con su aspecto oscuro, la otra se secaba por otoño.

La visión de la mitad de un ojo, amontonadas legañas, una mujer añosa, vestida de princesa. Era como si la vida se avergonzara de aquella dolorosa imagen. Un cosquilleo recorrió la espalda, entonces fue que a prueba de sortilegio, se calzó una sonrisa burlona, cruzó la calle y sin atender a esa pasión de súplica que asoma al rostro de quien sabe, lo ha perdido todo. Apuró el paso, sin siquiera alzar un brazo en señal de despedida.
_Todo fue indiferencia_  y el nunca bautizado , levantó un juramento. Un amuleto hallado, lo puso de buen humor, se dirigió a una cafetería, pidió un café cortado, mientras observaba sus calcetines_ por cierto, ella tenía razón, no combinaban con el traje_ para variar se lo había señalado, era una larga historia de absurdas recriminaciones, durante mucho tiempo lo hizo sentir anormal. Cortó un trozo de pan, descubrió que por fin podía saborear la miga, se preguntó, si acaso había ya olvidado aquel sabor; tarde o temprano todo debía acabar.
Ya no serían dos a la mitad del camino, ahora era cuando más necesitaba de un amigo.
_Salió a la calle, respiró aquel aire tan contaminado, sin embargo le sedujo la idea de saberse, libre.


Rossana Hasson Arellano

DESPEDIDA DE SOLTERO - AUTOR - MIGUEL DE LOYOLA - CHILE




OBRA                             DESPEDIDA DE SOLTERO

AUTOR                           MIGUEL DE LOYOLA
EDITORIAL                   LOM
PAÍS                                CHILE




Miguel de Loyola  -  20 de agosto de 1957 en San Javier, región del Maule, Chile.

Realizó sus estudios universitarios en la Pontificia Universidad católica de Chile, donde se tituló de Profesor de Estado con mención en Castellano en 1981. En esa misma casa de estudios obtuvo sus primeros premios literarios como cuentista joven (1978-1980-1981).

Participó en el Taller Literario de Roque Esteban Scarpa y Alfonso Calderón.

En 1981 obtuvo el primer lugar en el concurso literario de la revista La bicicleta.
En 1984 – 1986, formó parte del Taller Literario de José Donoso.
En 1994 obtuvo el grado de Magíster en Letras con mención en Literatura en la misma universidad Católica.
Fue miembro del Círculo de Críticos de Arte de Chile, editor de Ensayo y Crítica Literaria de la página web Letrasdechile.cl. En la actualidad es secretario de redacción de la revista literaria PROA.

**
*

Despedida de soltero, se trataba  del único libro  que me faltaba leer, de Miguel de Loyola, especulaba en que quizá fuera algo especial, y efectivamente la forma de narrar  resulta tan amena, que uno se va animando, por el gusto que produce hallar un autor que permite caminar junto a el invitando a su mundo de palabras  no forzadas y de pensamientos claros que va hilando de modo inteligente, por lo que con gusto se lee, sin temor a la fatiga de imagenes con la que otros muchos autores tienden a aburrir.


El personaje principal de este libro, es Fernando Durret, un médico a punto de jubilar ,  mediante una invitación para despedir el estado de soltería , de un doctor joven, precisamente discípulo  de Durret. La mente de este último se convierte en enigma, con imagenes  que saltan del ayer al hoy, tal es así que con el corazón crispado, se logra levantar la cabeza y celebrar en definitiva, la vida.
La novela de Miguel de Loyola, trata precisamente de eso,  un montón de recuerdos en reflejo que se sacan como pañuelo blanco, que se ha vuelto amarillo a través de tantas noches transcurridas.
El viejo médico, de mirada cenicienta  por cuestiones de edad, nos ofrece sus ojos y el autor los reparte como una mercancía del alma, aquel abrirse el pecho y alcanzar las estrellas, preparando una velada especial, donde lo humano se presenta casi a modo de espejo, seduciendo en todo lo que se halla, similar o sentidamente  diferente.
¿Qué se busca al paso de la vida? _ ¿Qué se encuentra entre las timideces o los deseos ocultos?
Cuando el final de una vida, parece estar más cerca, saltamos prohibiciones y les hacemos frente. Un motivo tan simple nos cautiva, entonces es que obviamos, incluso hasta la excusa y dejamos de evadir, como si un enorme bisturí nos otorgara una lección de realidad, sin retoques ni puntos de sutura innecesaria.
Es la vida, que nos señala nuestra propia cara y certifica su capital de edad, donde todo lo vivido pasa a ser una cuestión casi doméstica y el resultado de lo que hemos sido, se balancea al umbral de la última puerta que se ha de cruzar.
En Despedida de soltero, Miguel de Loyola, nos saca  a mitad de noche en un auto de alquiler, como evocando un sueño, donde se nos permite descorrer la cortina, empujar la necesidad de alguna sábana, sin siquiera carta de recomendación, no es cuestión de rendir  un examen  de grado.
Aquí hay un autor, que no arrastra las palabras, ni pretende dar vueltas la cabeza con aires de extranjero, acá hay talento que ha permanecido tras bambalinas y es hora de salir a escena.

Casi ad portas de cumplir mayoría de edad, Despedida de soltero, sobrevive, sin compadrazgo de prensa ni amiguismos, simplemente porque se trata de Literatura.



Rossana Hasson Arellano
© OJO CON LA CRÍTICA 



Bibliografía de Miguel de Loyola

Bienvenido sea el día, cuentos, Ed. Mar del Plata. (1991)- Despedida de Soltero, novela, por Lom Ediciones. (1999)- El Desenredo, nouvelle.Ed. Bravo y Allende (2006) - Cuentos del Maule, Ed. Bravo y Allende (2007) - Esa vieja nostalgia. Cuentos. Ed Bravo y Allende 2010 - Cuentos interprovinciales. Proa Amerian Editores. B. Aires 2012 - Pasajero en tránsito. Cuentos. Proa Amerian Editores. B. Aires 2013 - El estudiante de literatura. Novela. Ed. Níram Art, Madrid, 2013.
- Presuntos Implicados. Novela Ed. Pielago Chile 2016.