LO ÚLTIMO

Lo Último

miércoles, 19 de abril de 2017

LOS SEÑORES CENSORES







LOS SEÑORES CENSORES



_Recuerdo bien mi padre moviendo la cabeza, sosteniendo un libro, luego una taza de café y aquella amplía sonrisa, con un dejo de ironía en la comisura de los labios. _Toma, lee, luego comentamos_


Quién podría negarse, si colocaba aquel ejemplar por encima de la ruma de "textos por leer" 
Siempre es igual, el Rey Sol, ante su santo y seña.
Su última recomendación fue: Recuerda no catalogar, tendrás que retroceder en el tiempo, luego, o echas a volar o te compras tu misma la cadena. Por cierto, no veas televisión , ese aparato estará siempre en deuda y embrujando de continuo hacia abajo.
Luego, calzó su sombrero, abrió la puerta y salió a la calle; le vi alejarse a través de la ventana, apresurando el paso.
Son tantas las.  " otrocidades" la humanidad queda situada en la parte posterior y no contesta. Nuestro país  quedó metido en un saco. Y no nos dimos cuenta de las horas. Un día, alguien tomó la historia y le puso un número, pudo ser el 11 , lo  colocó en el velador de su casa, mientras  redactaba un memorándum.
A un grupo de personas, le hizo gracia y jugaron al soldadito por las calles, pero no eran repartidos dulces, ni chocolatitos, esos hombres se guardaron el destino de una generación completa.
Se encerraron los hijos legítimos y se arruinó todo molde de auxilio. A casa llegaron los hijos, en una caja de madera, otros, saltaron al exilio y ¿ cómo aquel botón en  traje sin camuflar,  se volvió popular?entre golpe y golpe , los miles no regresaron jamás.
 Los Señores Censores, miembros de familia en actitud de confianza, contradicción humana de las masas.
Sírvase usted mismo, la distribución desigual continúa en alza.

Rossana Hasson Arellano
 * PAISAJES HUMANOS