LO ÚLTIMO

Lo Último

viernes, 30 de junio de 2017

EL AMULETO



 EL AMULETO



_Se trataba de un hombre de dos caras, una jugaba con su aspecto oscuro, la otra se secaba por otoño.

La visión de la mitad de un ojo, amontonadas legañas, una mujer añosa, vestida de princesa. Era como si la vida se avergonzara de aquella dolorosa imagen. Un cosquilleo recorrió la espalda, entonces fue que a prueba de sortilegio, se calzó una sonrisa burlona, cruzó la calle y sin atender a esa pasión de súplica que asoma al rostro de quien sabe, lo ha perdido todo. Apuró el paso, sin siquiera alzar un brazo en señal de despedida.
_Todo fue indiferencia_  y el nunca bautizado , levantó un juramento. Un amuleto hallado, lo puso de buen humor, se dirigió a una cafetería, pidió un café cortado, mientras observaba sus calcetines_ por cierto, ella tenía razón, no combinaban con el traje_ para variar se lo había señalado, era una larga historia de absurdas recriminaciones, durante mucho tiempo lo hizo sentir anormal. Cortó un trozo de pan, descubrió que por fin podía saborear la miga, se preguntó, si acaso había ya olvidado aquel sabor; tarde o temprano todo debía acabar.
Ya no serían dos a la mitad del camino, ahora era cuando más necesitaba de un amigo.
_Salió a la calle, respiró aquel aire tan contaminado, sin embargo le sedujo la idea de saberse, libre.


Rossana Hasson Arellano

1 comentario: