LO ÚLTIMO

Lo Último

viernes, 15 de julio de 2016

DE LA INMORTALIDAD DE LOS CANGREJOS





DE LA INMORTALIDAD DE LOS CANGREJOS

_Después de haber recorrido la anchura de tu talla, mucho después de que el pesado rodillo del hastío aplaste toda lámina o cáscara de estructura débil, que se queda en la arena,
Un nuevo mundo se presenta y bifurca, a veces, sobre pasillos largos que causan desasosiego.
El día es un tratado de promesas que a diario se renuevan, aquella cita o metáfora, que se pega a los muros de tu propio edificio y en donde debes ser capaz de abrir los ventanales de existencia.
Sobre el estado psíquico de los cangrejos, no hablaré en detalle, toda vez que no es mi tarea.
Todavía el cerebro ramifica y es menester hallar equilibrio.
La perspectiva de los cangrejos es limitada, pero ellos no lo saben  y resplandece su caparazón bajo el sol o alguna supuesta buena sombra, antes de que solo queden residuos manoseados por la espuma.
Es posible que alguien (alguno) les otorgue o ceda un tapiz de buen decorado y tinte, aunque el cangrejo posee un carácter obsesivo que le otorga al celibato de sus pinzas con voluntad de perturbado mental, que a poco andar se perderán en el anonimato.
_A diario los cangrejos, describen grandes círculos ( para ellos) porque en la realidad son pequeños, casi diminutos; no alzan la vista, son como una imagen del recuerdo que se repite a través de los años.
El panorama del hombre incluye la escena de cosecha_sin siembra propia ¿Qué pretende cosechar  que le brinde a futuro real satisfacción?
¿Renuncia acaso el hombre a su oficio de andar arrinconado?
Renuncia a lo simple de un nocturno al que ha sido gentilmente invitado
Renuncia a los instantes más preciosos de la existencia humana
Renuncia a un nuevo formato, discreto y que marca lo realmente esencial
Renuncia a la luz que regresa las formas de la propia estructura
Finalmente renuncia al momento de amar, se queda en su mundo de infidelidad  y apariencias, como un pastel de jaibas con residuos de cáscara...

Rossana Hasson Arellano
©El Reloj del Hombre Sol

martes, 12 de julio de 2016

Co...coro- coco co, Poeta calzonudo




Co... coro- coco co, Poeta calzonudo...

Fallecí no hace mucho
de la literatura sagrada.

Esa gente
que desempeña su rol
detrás de la puerta.
La vieja bigotuda por tradición
la putita de nadie
el roñoso que se pinta un nombre cuico
para que le convide su espíritu santo.

Dime ahora
Gallito liberado
si la doctrina de tu orificio
es por la reencarnación del hoyo negro
por donde aún hay plumas
de gallinas y gallinazas,
elaborando aberturas.

No existe cielo de referencia
eres en definitiva
una mezcla de derecha e izquierda
al que todos ocupan
como república.
Co,  coroco co, primitivo
co,  corococo, neófito encubierto.

Rossana Hasson Arellano
© Ojo con la Crìtica

DE CARTAS - "DANZAS A LORRAINE" -PERSONAJES SIN BOLAS... DE CRISTAL




DE CARTAS - "DANZAS A LORRAINE" - PERSONAJES SIN BOLAS... DE CRISTAL

Lorraine, bien sabes que una rutina marioneta... Es similar a ver como hacen el amor con muñecas, los hombres que dejaron caer las manos, y te quedas delirando en secuencia psíquica.
_Si el futuro tiene habilidad de estar ya escrito, a qué fin la máquina del tiempo' Lorraine.
No recuerdo si acaso te conté, que  el día ideal se levanta sobre la vena y aliento del jazz.
Hay hombres que suelen ser un lastre, aunque les des fichas de sonambulismo , ellos , parquean su estrella y sobrepasan los limites , luego, caminan a medias de la propia vejez, observan chicas esqueléticas y en su hechura de panzones  poco simpáticos, despachan  frases de otra época, que nunca convencieron a nadie, ahora mucho menos.
Lorraine, una mujer se  sienta sobre un tronco de árbol, aunque toda experiencia advierte acerca de la peregrinación de las hormigas. Ellas parecen estar siempre al acecho. Sucede que redactan sus inviernos con precisión, de ello no debemos tener dudas.
Un hombre, sale de una librería, se siente febril, no logra controlar el freno que lo llevará a la última página, de ese modo tal vez  pueda salir del libro personal y ventilarse, aunque sea similar a lo que pueda sentir un canario enjaulado.
Querida Lorraine, un niño recoge lenguaje obsceno desde la calle, pertenecía a un señor que caminaba de prisa y muy enojado lo lanzó con furia . Ahora ese niño juega en cualquier  plaza, sube los escalones y vocifera dentro del pequeño túnel del resbalín, por donde alegremente se deslizan un par de graciosas niñas de cabello rizado, los garabatos se pierden en el callejón del espejo de sus cabellos ensortijados.
Mas  allá, ladran aquellos perros que confiesan amores imposibles entre ahogados ladridos

Rossana Hasson Arellano
 De Cartas "Danzas a Lorraine"-Personajes sin Bolas...De Cristal

sábado, 2 de julio de 2016

LA PERRA DE KAFKA







LA PERRA DE KAFKA


La perra de Kafka, no es perro guardián, tampoco su guau guau, alcanza para citar a Murakami, la soledad sin ser metáfora, aquella vida entre posibles e imposibles y esa obsesión macabra , que se carga cual fardo pedernal a lo Sisífo.
Esta perra es netamente oportunista y lleva un discurso en el hocico, con tendencia de psicoanálisis.
_¡Vaya con la perrita!! y su notable capacidad de "dama de Hierro" en diminutivo y por el yerro.
Esta perra es tuerta de vista y  conocimiento, por lo demás convive con gatos igualados, esos que adoptaron una versión fantoche del corre, ve y dile, a lo soplamocos.
Mininos sumergidos en alto grado etílico, vagabundos mentales, erráticos, sumidos en la santa pereza de los ensueños más estériles y mentirosos.
Kiltras ofrecidas en bodas por eco, pinganillas invisibles que se quedaron atrapados en la burbuja de alguna copita de champaña sin aroma ( para decir bouquet, sería demasiado) no da la más mínima fragancia.
La perra de Kafka, tiene revuelta la memoria inmediata y no es de sorprenderse, si la ves boca abajo en pose imponderable o arrastrando la patita por cualquier borde u orilla.
Quién sabe si es verdad, que esta perra anda buscando a Ulises , el escapista o intenta seducir como sirena, una tripulación de hermanos metodistas.
La perra de Kafka, es un Madagascar en versión de bolsillo.
_...y dicen los letrados que hay que guardar silencio, cuando asoman los buitres en claro primer plano.
Luego en metamorfosis para ingenuos, nos intentan aullar, cuando todo es un claro cacareo.

Rossana Hasson Arellano
 ©El Reloj del Hombre Sol