LO ÚLTIMO

Lo Último

viernes, 19 de diciembre de 2014

OVEJA, OVEJITA, OVEJA...




OVEJA, OVEJITA, OVEJA


-También aburre observar como se alimentan las ovejas, ahora les ha entrado una moda de ir siempre de taco alto y vestidas de negro, aunque algunas van a rayas como las cebras, están también las estilo o tendencia mariquita, con lunares recién salidos del closet.

He llegado a comprender porqué en algunos países a estas últimas les llaman "vaquitas" , creo que debe ser porque se mandan cagadas al estilo vacuno; enormes bostas donde siempre pululan mosquitos. - ¿se han fijado la variedad de bichos revoloteando o chapoteando  en la mierda?

Las ovejas en cambio dejan pequeñas bolitas, como de gente que padece estitiquez, las dejan caer sobre sus patas temblorosas, luego siguen su marcha, como si nada, a las personas les salen hemorroides por el esfuerzo de pujar. Aunque hay viejas(os) de culos enormes que de seguro agrietan las tazas del váter.

Hace unos días recordé el cangrejo gigante que clavó sus pinzas en el pie de Hércules, sin embargo no logro imaginar la Hidra con menos de un centenar de  cabezas, aunque si siento su aliento hurgando en mis lugares sagrados.
El inframundo debe oler a mierda monstruosa , no  de oveja  y  la verdad no recuerdo haber aceptado misión alguna.

A lo largo de los años he visto los enormes rebaños y regreso a la visión de Hércules y el deber de limpiar todo el estiércol acumulado.

Así las personas a diario en sus fábricas de estiércol se ofrecen a la divinidad , sin haber cruzado las furias, se buscan la desgracia de los días.

-En las ciudades todos son inmortales, finalmente lo solemne de una rama de olivo, nos regresa la mirada al consejo y confesión de las ovejas.

No hay en las urbes un Oráculo de Delfos, ni hay doncellas castas que busquen de novio un poderoso Apolo, pero si transitan Artemisas, con arco y flecha  y Homeros  hablando de literatura y sumando versos a la Ilìada.

Oveja, ovejita, oveja, oveja negra que señala la muerte, oveja portadora de novedades, oveja que descifra los enigmas de la palabra. Oveja pascual asignada  al festín.


Rossana Hasson Arellano
 © Ojo con la Crítica


1 comentario:

  1. Aquí también han empezado a proliferar las ovejitas y las vacas, que eran la figura por antonomasia que representaba a esta región, van poco a poco quedando en un lugar secundario.
    Un abrazo y feliz fin de semana.

    ResponderEliminar